fbpx

5 CLAVES PARA SABER ACERCARSE

Sexualidad Sagrada

Cuánto nos necesitamos y qué poco cuidamos el momento del contacto y la conexión con los demás.
No sé si os habrá pasado, tienes un encuentro y, sin más, te besan por ejemplo, así, porque sí.
Me encantan los abrazos, sentirnos y respirar hasta fundirnos. Me gustan los acercamientos deseados por ambas personas, en los que ambos apreciamos que este es el momento.

Los contactos que se hacen porque sí, sin que los dos estén de acuerdo, son pequeñas violaciones. Si, no exagero, el cuerpo lo vive así, es algo por la fuerza, si o si, y esto es una invasión para el sistema nervioso y el mundo emocional.

Si, claro, ponemos limites sí. La verdad que todo viene bien y es un aprendizaje. De esto conversamos otro día. Me encanta este tema, pero hoy me apetece hablar de cómo aprender a no ser invasivos.

Un encuentro que termine en un buen contacto requiere de saber acercarse al otro.

Mi experiencia me ha llevado a imprimir en mi corazón detalles para conectarnos sin invadirnos y llegar a una comunión querida por ambas personas.

Te dejo aquí 5 claves fundamentales para desarrollar un buen feedback en el encuentro.

1. Sentir tu respiración: aún estando con otra persona, te invito a que te conectes con tu flujo respiratorio, que sientas el fluir del aire. Este gesto te llevará a soltar tus pensamientos y vincularte con tu verdadero sentir. Es la mejor autoescucha que podemos practicar. Cuantas veces vemos a alguien y nos lanzamos a saludar de forma automática, sin sentir si deseamos ser tan efusivos o ser más serenos. Aquí te darás cuenta de muchas cosas.

2. Contemplar: miramos pero no apreciamos, vivimos en automático y no percibimos al otro. La mayoría de las veces no le vemos. Date cuenta de cómo está, cuál es su movimiento, si está cerrado o abierto, si está disponible o no. Ver al otro significa que le observes y sientas en tu interior. No es juzgar, es conectar con su mirada y con su imagen y sentir, respirar y sentir. En este momento llega mucha información.
Si haces esto y dejas de arrancarte en automático, vas a empezar a ver cómo está esa persona. Tal vez no quiera un acercamiento o quizá sí. Cada uno necesita su tiempo para entrar más en contacto.

3. Salir de lo mecánico. Puede ser que, por unos momentos, tengas que olvidar tus impulsos y crear un espacio interno para que llegue la amorosa presencia, Los gestos automáticos nacen del inconsciente, de patrones heredados o adquiridos. En lo mecánico se mueven esas energías de las expectativas.
Respira, crea un espacio interno y sal de ahí.

4. Empatiza con su imagen. Practica la visión de la inocencia. Siente como el otro se desenvuelve y hace lo que puede. Esto te ayudará a salir del juicio y la exigencia.

5. La retro alimentación. Es maravilloso como podemos comunicarnos con el otro a través de la observación y los gestos. Se trata de desarrollar una visión y abrirnos a ese radar interior que nos manda señales.
Darnos cuenta de, hasta donde el otro se quiere acercar y a qué estoy dispuesta yo.
Si es ahora el instante o todavía no, es todo un lenguaje que no dispone de palabras, se desarrolla en el plano del movimiento-gesto-percepción.

De esta forma, la fusión con el otro será respetuosa y sagrada, además de querida por los dos.
Puede ser que estemos hablando de un abrazo, un contacto de manos, o cualquier forma de comunión con el otro. El lenguaje es muy similar.

Un abrazo respirado, de esos que queremos los dos,

Dhyana

También te puede interesar…

Sobre la autora Dhyana Dakini

Hoy día me dedico en cuerpo y alma acompañando a muchas personas en sus procesos de resurgir y transformación. Y siento como me transformo con la danza, canto desde el corazón, vivo la sexualidad desde la relajación.