fbpx

AL DAR, RECIBIMOS.

Sexualidad Sagrada

Dar no es vaciarse, ni quedarse sin ello. Esta creencia viene del yo infantil y del miedo a la vida.

Es una idea nacida de la carencia y la necesidad.

Para salir de ahí, tenemos que conectar con la abundancia y la nutrición.

La tierra nos da todo lo requerido para vivir.

Dar es dejar tus pormenores a un lado y entregarte. Es soltar los miedos y abrirse al amor.

El ego te dice que te van a engañar, que hay que agarrarse o te quedas sin nada, que conserves para cuando no haya.

El miedo alimenta estos pensamientos y genera una vida encogida y tacaña. Hay latente un ahorrarse para un futuro que nunca llega.

Cuando sueltas los temores y apegos, no queda otra, caes en el vacío amoroso.

Es un descanso dejar de sujetar con fuerza las cosas y pasar a permitirse ser sostenida. Un cambio de paradigma.

Cuando nos damos, nos conectamos a la Fuente. Esto es posible desde ese lugar.

Al dar, nos bañamos de amor, y la sensación es de recibir.

Darnos es servir al mundo y así llenarnos.

Dhyana Dakini.

También te puede interesar…

Sobre la autora Dhyana Dakini

Hoy día me dedico en cuerpo y alma acompañando a muchas personas en sus procesos de resurgir y transformación. Y siento como me transformo con la danza, canto desde el corazón, vivo la sexualidad desde la relajación.